15
octubre 2002

 

Juan
Barbagelata

  


Datos en el
índice de autores

 

 

 

Leaving          Santiago

[crónicas]

.7

1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9
eom
volver a Fuego

 

 

 

 

 

 

15
octubre 2002

Juan
Barbagelata

  


eom
volver a Fuego

 

Leaving Santiago [7]

   

 

Nos tenemos que mudar. Devolver el departamento que nos prestaron.
Pudimos resolver rápido el trámite, conseguimos alquilar compartiendo departamento con Richard, el garzón que conocí hace un tiempo.
El no está por las noches, nosotros durante el día.
El lugar está bien, es cómodo. Está ubicado en unos condominios cercanos a mi anterior residencia. En Argentina se llaman monoblocks y son para la clase trabajadora.
Tenemos la pre cordillera cerca y una población enfrente.
Las poblaciones se conforman de casas bajas, humildes, calles de tierra y el color predominante es el marrón oscuro/gris.
A diferencia de los de Brasil, nuestros pobres son oscuros y tristes para decorar sus casas.
Ahora estoy en casa convaleciendo una gripe complicada, seguramente nos mudaremos en 3 o 4 días.
Estoy escuchando "Sounds from the incide" de John Frusciante, que me lo bajé de internet. Me hace acordar tanto a Pescado Rabioso, época de "Artaud"...
La maldita tos... no me deja dormir, ni hablar, ni salir.
Anoche me dí un gusto. Con la típica culpa católica, no debería..., pero lo hice.
Me compré la Rolling Stone argentina de agosto, dos mil quinientos chilenos, tres dólares y medio, caro para nosotros. Sudacas que ya sólo podemos exiliarnos en nuestro propio continente.
Leer es muy caro en Chile. Eso quizás explica la calidad de los programas de TV locales y las modas, aunque hay excepciones.
Me partió el corazón el editorial que habla de "otra generación partida en dos" y "... nos volvieron a cagar..."
Por qué será tan pendular nuestra historia?
Volvieron las razzias a los recitales de rock. Vuelven a buscar donde no hay nada.
"Los traficantes y los que se robaron el país no van a recitales de rock..." escribe un periodista.
Estoy de acuerdo.

 

 
     
 

 

Una legión de imitadores de Elvis invade la TV, las revistas, los diarios.
A 25 años de su muerte se sigue endiosándolo.
Paradigmas de nuestra cultura.
Elvis filmó películas propagandísticas del ejército. Consumió cantidades industriales de barbitúricos, pidió al FBI que lo nombren agente especial (que se le concedió) para poder portar armas y denunciar a otros artistas.
Cantó sobre todo en Las Vegas, lleno de brillos, lujo y sobrepeso.
Y lo siguen considerando la "imagen" del rock'n'roll...
A dos cuadras de aquí arrestan a dos pibes por fumar un porrito y no querer denunciar a quién se lo vendió.
Seguimos castigando la entereza y premiando a los traidores.
Así estamos.

 

     

 

Es tan fuerte la influencia yanqui...
Aquí las mujeres no desean, los hombres sólo quieren el cuerpo de ellas y el deporte, los niños sólo quieren un Big Mac y todos en masa van los domingos al Shopping, a consumir frenéticamente para tapar los agujeros negros que están creando.
No hay que ser flojo. Dicen. Hay que ser productivo. Y poder comprar a crédito algo que no necesitan, y comentarlo.
No había visto nunca tantas tarjetas de crédito, de débito, de descuento, por cabeza. Tal vez porque soy provinciano.
En general no valen mucho pero son tan vistosas...
Me acuerdo de "la ventaja de pertenecer" cuando veo la billetera de la señora que hace la limpieza, que me muestra con orgullo las suyas.

 

 
     
 

 

Yo sé que es muy duro para los que se quedaron.
Pero también es duro para los que nos fuimos. Dejando el país en llamas, y en él a nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros amigos, y en mi caso, mi hija.
Dos bolsos con ropa, algunos libros, entre ellos uno de historia argentina, varios cd's (los redondos, Spinetta, Calamaro, Cuarteto Cederrón) nos nuestros únicos bienes, los más preciados, nuestra raíz itinerante.
Y algunos nos vamos a hacer "la Europa" a países vecinos.
A golpear puertas, a ver rostros desconocidos en la TV, a hablar con otros términos. Calcetín por media, polera por remera, manjar por dulce de leche.
Y que no se te ocurra decir "... a las cuatro y pico voy..." porque es mala palabra.
Las pantallas de TVN me bombardean con imágenes de la crisis argentina.
Pobladores de Concordia, Entre Ríos, revolviendo basura para poder comer.
Concordia, la ciudad donde Jorge Busti, el Senador, fue dos veces Intendente.
Entre Ríos, la provincia donde este mismo señor fue dos veces Gobernador.
Jorge Busti, les suena?
El que tiene miedo que se cometa magnicidio contra los políticos argentinos.
Jorge Busti, el ex militante de montoneros en la lucha armada.
Jorge Busti, el de las corbatas de cien dólares...
Y aunque no he sido devoto, deseo que Dios nos acompañe.
Porque con representantes así, no necesitamos enemigos...

 

  1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9  

Juan Barbagelata

inicio

volver a Fuego