17
diciembre 2002

10 autores
            latinoamericanos:
"Cuando
  el verbo
tensó
 su cuerda"

 

por Sergio Pravaz


Datos en el
índice de autores

Manuel Bandeira Manuel Bandeira
Síntesis biográfica  

NIÑOS CARBONEROS

POÉTICA

ESTRELLA DE LA MAÑANA

10 autores
seleccionados
con tres poemas
de cada uno
y síntesis biográfica

 

eom
Volver a Aire

 

 

 

 

 

 

 

17
diciembre 2002

Rubén Darío
José Martí
César Vallejo
Oliverio Girondo
Carlos Drummond de Andrade
Manuel Bandeira
Pablo Neruda
Salomón de la Selva
Nicanor Parra
Juan Laurentino Ortíz

eom
Volver a Aire

10 autores latinoamericanos:
"Cuando el verbo tensó su cuerda"


Manuel Bandeira

Patriarca de la poesía del Brasil

Manuel Carneiro de Sousa Bandeira Filho, hijo de Recife, Pernambuco (Brasil) el 19 de abril de 1886 fue su nacimiento. Hizo la escuela primaria en su ciudad natal, el secundario en Río de Janeiro y en San Pablo se incribió para cursar arquitectura aunque abandonó al poco tiempo debido a su frágil salud. Esta circunstancia le obligó a realizar un penoso tránsito a fin de buscar un aire propicio para su deteriorado organismo. De esa manera arriba a Suiza, al sanatorio donde conoció durante su convalescencia a Paul Eluard. En ese entonces, su relación con la poesía comenzó a consolidarse a raíz de la influencia recibida por sus lecturas de Apollinaire, que fue el que guió sus primeros versos libres. En 1914 regresa a Brasil y se instala definitivamente en Río de Janeiro. A cinza das horas su primer libro sale a la luz en 1917. A raíz de tener que cuidar su salud hasta la obsesión, inicia un período de instrospección en donde la poesía y el estudio ocuparon su vida por completo. Manuel Bandeira empieza en 1935 una constante actividad profesional en los medios de comunicación. Ya en 1940 es incorporado a la Academia Brasileña de Letras y al poco tiempo, ingresa en la Universidad de Río como docente titular de literatura hispanoamericana hasta el año de su retiro en 1956. Toda esta actividad docente, más la desarrollada en el ámbito de la prensa no le impidieron a Bandeira llevar a cabo una enorme labor dentro de la poesía y la crítica literaria; tradujo a Shakespeare, Schiller y Sor Juana Inés de la Cruz. Aunque en el año 1922, Bandeira no tuvo una directa participación en la crucial semana del Arte Moderno de San Pablo (aquella que diera inicio a la nueva poesía del Brasil, o lo que es lo mismo, al modernismo brasileño, ese fecundo y exuberante movimiento estético-cultural cuya vanguardia aportó tanto y aún lo sigue haciendo al arte en general como a la literatura en particular), su amistad con Carlos Drummond de Andrade, su trabajo poético, sobre todo a partir de Libertinagem (1930) y su intensa actividad cultural desplegada, lo destacaron como el patriarca de las letras contemporáneas de su país.

Manuel Bandeira fue quien formuló las líneas básicas del modernismo carioca; sólo precisó hallar el contexto del año 22 para cobrar la dimensión y el vuelo que lo identificaran con el latido más hondo y legítimo de su país. La crítica es unánime al considerarlo, no sólo un poeta inmenso, original y auténtico, sino que lo sitúan como el verdadero padre de la moderna y vanguardista poesía del Brasil; las generaciones posteriores así lo han ratificado.

Bandeira murió el 13 de setiembre de 1968.

Otra bibliografía: Carnaval (1919); O Ritmo Dissoluto (1924); Estrela da Mana (1936); Lira dos Cinquent Anos (1944); Belo Belo (1948); Mafuá do Malungo (1948 - ed. aumentada 1954); Opus 10 (1952); Estrela da Tarde (1964); posee también innumerables reediciones de sus libros, antologías personales y obras escogidas.

 

Sergio Pravaz   

inicio

volver a Aire

 

17
diciembre 2002

Manuel Bandeira

 

eom
Volver a Aire

10 autores latinoamericanos:
"Cuando el verbo tensó su cuerda"

Por Sergio Pravaz


NIÑOS CARBONEROS

Los niños carboneros
Pasan camino a la ciudad.
-¡Eh, carbonero!
Y van golpeando a los animales con un látigo enorme.

Los burros son muy flacos y viejos.
Cada uno carga seis sacos de carbón de leña.
La arpillera está toda remendada.
Los carbones caen.

(Hacia el anochecer viene una viejecita que los recoge, inclinándose con un gemido)

-¡Eh, carbonero!
Nada más que estas criaturas raquíticas
Van bien con estos burros derrengados.
La madrugada ingenua parece hecha para ellos...
¡Pequeñísima, ingenua miseria!
¡Adorables carboneritos que trabajáis como jugando!

-¡Eh, carbonero!

¡Cuando vuelven, vienen mordiendo un pan sucio de carbón,
Trepados en los animales,
Apostando carreras,
Bailando, bamboleándose en los arneses como espantapájaros desamparados!

 

 

POÉTICA

Estoy harto del lirismo comedido
Del lirismo que se porta bien
Del lirismo funcionario público con libro de asistencia
expediente protocolo y manifestaciones
         de aprecio al sr. director
Estoy harto del lirismo que se detiene y va a averiguar
en el diccionario el sello vernáculo
         de un vocablo

Abajo los puristas

Todas las palabras sobre todos los barbarismos universales
Todas las construcciones sobre todo la sintaxis de excepción
Todos los ritmos sobre todo los innumerables

Estoy harto del lirismo enamorador
Político
Raquítico
Sifilítico
De todo lirismo que capitula a lo que quiera que sea
fuera de sí mismo

Y por fin no es lirismo
Será contabilidad tabla de cosenos
secretario del amante ejemplar con cien modelos de cartas
         y las diferentes maneras de agradar a las mujeres, etc.

Antes quiero el lirismo de los locos
El lirismo de los ebrios
El lirismo agudo y difícil de los ebrios
El lirismo de los clowns de Shakespeare

-No quiero saber más del lirismo que no es liberación.

 

 

 

ESTRELLA DE LA MAÑANA

Yo quiero la estrella de la mañana
¿donde esta la estrella de la mañana?
Mis amigos mis enemigos
Busquen la estrella de la mañana

Desapareció iba desnuda
¿Desapareció con quién?
Busquen por todas partes

Digan que soy un hombre sin orgullo
Un hombre que acepta todo
¿Qué me importa?
Yo quiero la estrella de la mañana

Tres días y tres noches
Fui asesino y suicida
Ladrón, falsario, indecente

Virgen mal sexuada
Atribuladora de los afligidos
Jirafa de dos cabezas
Pecad por todos pecad con todos
Pecad con los granujas
Pecad con los sargentos
Pecad con los fusileros navales
Pecad de todas maneras
Con los griegos y con los troyanos
Con el padre y el sacristán

Con el leproso de Pouso Alto

Después conmigo

Te esperaré con kermeses novenas jineteadas
         comeré tierra y diré cosas de una
         ternura tan simple
Que tú desfallecerás

Busquen por todas partes
Pura o degradada hasta la última bajeza
Yo quiero a la estrella de la mañana.

 

Manuel Bandeira

inicio

volver a Aire