Sumario 20

 

Amparo
Arróspide

 

índice de autores Datos
en el índice
de autores

Los cuadernos ilustrados
de una traductora vaga
[4]

[1]

[2]
[3]
[4]
[5]
29 de enero, 2003

 

Tengo una pequeña tarea que hacer con urgencia. Debo repasar la traducción de este poema y mejorarlo:

"¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra?
Nada es para siempre en la tierra:
Sólo un poco aquí.
Aunque sea jade, se quiebra,
Aunque sea oro, se rompe...
No para siempre en la tierra:
Sólo un poco aquí".

—Rey Nezahualcóyotl, citado en Pensamiento y cultura aztecas, de Miguel León-Portilla


Truly do we live on earth?
Bit firever ib earth; only a little
while here.
Although it be jade, it will be
broken,
Although it be gold, it is crushed....
Not forever on earth; only a little
while here."

 

Y rauda sale mi respuesta, a quien me lo encargó.

"Yo lo pregunto

Yo Nezahualcóyotl lo pregunto:
¿Acaso de veras se vive con raíz en la tierra?
Nada es para siempre en la tierra:
Sólo fugaz.
Aunque sea de jade se quiebra,
Aunque sea de oro se rompe,
Aunque sea plumaje de quetzal se desgarra.
Nada es para siempre en la tierra:
Sólo fugaz.

Corrijo la versión inglesa, además de la española. Me atrevo a alejarme sólo un poco de la literalidad... El tema es más interesante y complejo de lo que pueda parecer a simple vista (de pájaro miope, que es la que a veces "proporciona" la Red).

 

febrero 2, 2003

 


TX400
Asunto: Re: pregunta no laboral
Fecha: Sun, 02 Feb 2003 15:39:58 +0100
De: Amparo P Gutierrez <st0180@acett.org>

Entre unos enlaces de páginas de Arte Digital interactivo, encuentro la siguiente:

http://rhizome.org/carnivore/

Luego, para ver quiénes lo patrocinan, entro a "United States of America, Department of Art &Technology", al pie de la página anterior:

http://www.usdept-arttech.net/

(de la que recomiendo leerla y salir sin más: el que aviesa a veces termina siendo traidor y "trespasser", o espía por partida doble)

Pregunto, y me aclara una amiga que no existe, no es un departamento del gobierno estadounidense. Que los departamentos del gobierno tienen direcciones con dominio .gov.
¿No tiene esto mucho que ver con el "Panóptikon", del filósofo Jeremy Bentham?
Y pienso si será la causa de la lluvia de "mensajes enloquecidos" que recibimos de vez en cuando. Aunque no pondría ninguna de las manos al fuego para asegurar por quién(es) NO somos vigilados.

 

 

febrero 4, 2003

 

Alguien nos regala la letra de un poema "The Revolution Will Not Be Televised" (1974), de Gil Scott-Heron


The Revolution Will Not Be Televised
You will not be able to stay home, brother.
You will not be able to plug in, turn on and drop out.
You will not be able to lose yourself on skag and skip,
Skip out for beer during commercials,
Because the revolution will not be televised.

The revolution will not be televised.

(...)

Y afanosa, picada mi curiosidad como por un tábano, busco al autor:

Carátula del disco The Best of Gil Scott-Heron

http://www.gilscottheron.com/GILINTRO.htm

 

febrero, viernes 7, 2003

 

(Alguna semejanza entre un comunista y un católico, tal vez...)

¿A este poema se le habrá puesto música?:

Épitaphe sur un monument aux morts de la guerre de Benjamin Péret

No resisto la tentación de transcribir unos versos:

Le général nous a dit
le doigt dans le trou du cul
L'ennemi
est par là Allez
C'était pour la patrie
Nous sommes partis
le doigt dans le trou du cul
La patrie nous l'avons rencontrée
le doigt dans le trou du cul
La maquerelle nous a dit
le doigt dans le trou du cul
Mourez ou
sauvez-moi
le doigt dans le trou du cul


Nous avons rencontré le kaiser
le doigt dans le trou du cul
Hindenburg Reischoffen Bismarck
le doigt dans le trou du cul
le grand-duc X Abdul-Amid Sarajevo
le doigt dans le trou du cul
des mains coupées
le doigt dans le trou du cul
Ils nous ont cassé les tibias
le doigt dans le trou du cul
dévoré l'estomac
le doigt dans le trou du cul
percé les couilles avec des allumettes
le doigt dans le trou du cul
et puis tout doucement
nous sommes crevés
le doigt dans le trou du cul
Priez pour nous
le doigt dans le trou du cul

___________________________
El general nos dijo
con el dedo metido en el culo
El enemigo está allí Mar-chén
Todo por la patria
Y nosotros marchamos al fin
con el dedo metido en el culo
Hallamos a la patria
con el dedo metido en el culo
La alcahueta nos dijo
con el dedo metido en el culo
Salvadme
o morid por mí
con el dedo metido en el culo ...

(...)
(Trad. JAV, op. cit. p. 303-05)

 

febrero, sábado 8, 2003

 

¿Por qué me someto voluntariamente a esta lluvia de discurso televisivo?

Mientras el dinosaurio más breve del mundo saluda al Príncipe Felipe, siguen narrándonos historias de pasión sentimental cerrada, o sea de puertas adentro, pasiones cocidas en hogares, servidas con muchos gramos de odio.

En un programa, públicamente, un hombre confiesa, como ante un tribunal de la inquisición. Le pagan, sin embargo, por sus servicios. El hombre acusado y denigrado en público recibe un pago en dinero en efectivo, a cambio de comparecer, él sabe o está preparado para lo que vendrá, aparentemente es libre de marchar cuando quiera.

Este hombre (el nombre o el apodo en realidad sólo importa como referente de anclaje al presente, el día de hoy), a su vez hace algo parecido en otro programa en el que es, a su vez, inquisidor, ante decenas de miles de espectadores. Hostiga y ataca a otros y a otras que a su vez se dejan, por dinero, como declaran sinceramente (unos más que otros). Todo esto, no sé muy bien a cuento de qué, porque ni siquiera es cuento, como el más breve del mundo atribuido al difunto AM, que escuché repetido en todos los canales de TV, uno tras otro.

Y recordé haberle conocido, como oyente, en una lectura pública en la que también habló Bárbara Jakobs, en la Casa de América, hace pocos años. Y que, por un diabólico azar, hacía una semana yo misma había puesto como epígrafe a un cuento, esa misma frase que ahora amplificaban los medios, --junto a Coco Matamoros y alguna reflexión que otra. Mi cuento partía del final de otro, narraba lo que podría sucederle a un hombre que despertara un amanecer para encontrarse con ese dinousario (en mi cuento, un dragón) que "aún estaba allí".

Augusto Monterroso

http://www.patriagrande.net/guatemala/augusto.monterroso/

 

(Continuará)

 

Amparo Arróspide

Inicio
Volver a Fuego
Subir
Volver a Fuego
Inicio