eldígoras

noticias culturales

Fe en el caos, de Juan Barbagelata

FE EN EL CAOS

Muestra de arte digital impreso

Galería Erarte, Urquiza 1135 de Paraná, Entre Ríos.

Jueves 14 de Enero 2010, 20:30 hs.

Presenta Gustavo Koki Satler
Video de Mauro Bedendo

«A veces uno puede crear caos con el fin de crear orden. Para poder controlar a la gente, la asustan con algo que amenaza su vida y luego la salvan de algo que en realidad no existió y todos los consideran héroes...»

Reseña sobre la muestra publicada en Plan Arte.

 

Cambiando un poquito hacemos mucho*

Juan Barbagelata inaugurará su muestra de arte digital impreso en el Círculo Médico de Paraná (Urquiza 1135), el jueves 14 de enero a las 20.30.

Fe en el caos es el nombre de la próxima muestra de Juan Barbagelata, una expresión de arte digital impreso nacida de lecturas. La propuesta será inaugurada el jueves 14 a las 20.30 en la Galería Erarte del Círculo Médico de Paraná, en Urquiza 1135.

El artista digital encuentra una relación directa entre sus trabajos anteriores y el actual. En La Divina República –expuesta en noviembre de 2001 en la galería de Una Foto Escuela– plasmó al dinero como adoración divina y sus efectos nocivos en el país.

En Carne expuso cómo –a través de presiones y guerras–los ciudadanos de los países periféricos se tornan en consumidores más que en habitantes. Aquel trabajo fue inaugurado en 2003 en Paraná en paralelo con las invasiones a Medio Oriente por el petróleo y la demanda excesiva de Estados Unidos de energía barata para consumir.

“Ahora –con Fe en el Caos– hablo de la conjunción de ambos: adoración de ganancia, plusvalía y depredación del medio ambiente en el afán de consumir cada vez más cosas superficiales que en realidad no modifican ni mejoran sustancialmente la calidad de vida”.

Las lecturas del ecologista Miguel Grinberg motivaron el interés de Barbagelata por el análisis del medio ambiente y la sociedad contemporánea. El artista interroga hacia adónde vamos con la contaminación y el desequilibrio ecológico. Junto a la teoría de Fibonacci, Barbagelata reproduce un pensamiento: contaminamos y reproducimos el caos como conejos. “Habiendo tantos científicos que nos advierten de los desequilibrios que vamos ocasionando, la contaminación, el consumo desmedido, la compra de cosas que no necesitamos, caigo en el análisis del capitalismo que se basa en la teoría del desarrollo infinito. Ahora, es un desarrollo infinito con los recursos finitos que nos da la tierra: alimentos, petróleo y demás”, reflexionó.

Barbagelata plantea que ante tanto mensaje científico que advierte que nos estamos equivocando, los humanos seguimos en el camino de la destrucción. “Uno sigue en los caminos sin escuchar las voces racionales cuando tiene fe. De ahí el nombre: Fe en el caos. Parece pesimista el mensaje de esta muestra pero no, creo que podemos cambiar en el microorganismo para lograr cambios sociales”, reflexionó.

Y advirtió: “La principal demostración de Fe en el caos es la última cumbre de Copenhague, donde no se resolvió nada, se hizo de nuevo un tratado de emisión de gases en la atmósfera reduciendo la contaminación pero es una medida que no resolverá nada porque ya pasó en la cumbre de Kyoto hace muchos años. Los principales países contaminantes son los que menos quieren mejorar las cosas por un tema económico: el desarrollo infinito”.

Barbagelata encaró en las obras un retrato de las catedrales de la producción vacías. “Hemos dejado la mano de obra humana hasta que conseguimos la tecnología y ahí desechamos a las personas. Tenemos grandes polos de riqueza, gran contaminación y gran desocupación. Las máquinas reemplazan a las personas”, analizó.

Juan Barbagelata destacó que el caos global producto del caos lo vivimos a diario: “llueve, sale el sol, llueve, sale el sol... hace frío, hace calor... hay sequía e inundación a la vez y eso no es normal”.

Hacer algo, operar un cambio es para el artista “tan fácil como ir a la costanera paranaense, disfrutarla y no tirar el envase de gaseosa en el río”. “Basta con caminar por la costanera y asomarse al río para ver un mar de botellas PET que contaminan y que no se degradan ni en 400 años y que flotan hacia algún lugar”, precisó. “Está en cada uno de nosotros informarnos y empezar a militar en forma pacífica”, detalló de un compromiso social y artístico. La muestra permanecerá en exhibición desde el 14 de enero hasta fin de mes. Con esta muestra la Galería Erarte, dirigida por Amílcar Damonte, continúa la temática ambiental iniciada con la muestra Agua dulce de David Abt.

Hace un año que Barbagelata está elaborando la propuesta. Cada muestra cuenta con una búsqueda de información que sustenta el trabajo creativo posterior. “Leer y estudiar es la previa a la elaboración del trabajo”, explicó. El arte surge de fotografías captadas en la capital entrerriana. “Pueden pensar que es Londres, Nueva York... Pero no, es la pasarela, Avenida Alvarado... Hay obras procesadas que pueden sonar a cualquier lugar, a paisajes del conurbano bonaerense, en las afueras de Rosario, de Santa Fe, de Paraná. Sólo es cuestión de buscar un poco con la mirada”, advirtió.

“Esta muestra es una invitación a la reflexión. No tengo la verdad, es un motivador. El tema me llamó a la reflexión y a través de lo visual invito a pensar en cómo nos movemos en la vida cotidiana y cómo preservamos lo que decimos que tenemos. La tierra está en el límite de explotación de los recursos. Sabemos que el río Paraná ya está sin peces por la pesca industrial... En algún momento vamos a tener que empezar a comer billetes”, anticipó.

 

Fe en el caos, creer en el cambio

Por Juan Barbagelata

Esta serie nace con la lectura de la sucesión de Fibonacci, matemático italiano que desarrolló la teoría estudiando el crecimiento de la población de conejos alrededor del año 1200. Esta sucesión demuestra el crecimiento a partir de la aplicación de un número en una serie, al que le sigue otro y el tercero es la sumatoria de los dos anteriores, así ad continuum generando un crecimiento geométrico de algo.

En nuestro convivir construimos estructuras que supuestamente regulan nuestro andar social, en mis obras esas estructuras presentes no estructuran nada, sólo intentan un débil equilibrio.

Así como la base de todo lo que sucede es uno, en mis series de Fibonacci, el que falla es uno, el número inicial, la persona, la unidad.

En la preservación de nuestro ambiente… lo que falla es uno.

Catedrales de la producción vacías, sin fieles que adoren.

Movimientos socioindustriales que eliminan mano de obra en pos de máquinas, eliminando los fieles que abonaron la misma industria con su vida.

La fe en estos tiempos de plusvalía y productividad volcada hacia el caos.

*Publicado en Diario Uno de Paraná, domingo 10 de enero.

 

Galería Erarte, Urquiza 1135 de Paraná, Entre Ríos.

Juan Barbagelata en Eldígoras.

 

eldígoras.com - regreso a la página principal
eldígoras.com  |  Sobre Eldígoras  |  Mapa del sitio  |  Accesibilidad  |  Política de privacidad  |  Aviso Legal  |  Contacto  |  © 2001 Fco. Javier Cubero  |  principio de la página

 .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .   .