Portada
Porta d'Italia

Emilio Paolo Taormina
Emilio Paolo Taormina

Colibrí

Traducción de
Carlos Vitale

un sueño de peces
             ilumina
      de destellos
las algas
     de tu vientre
la rama
       de jazmines
perfuma
      tus caderas

arroja las estrellas
     por la ventana

muerde
     el aroma desnudo
          de la noche



cierra los ojos
             y escucha
el rumor de la hierba
             que crece
       sobre tu piel
como una pluma



      en contrapunto
de seda y de limón
       tu voz
gota a gota
             me llena
me corre por las venas
   cómo puede entrar
                tu seno
tan pequeño
     en una sola nota



tú vestida
             de mi aliento
y el silencio
                   testarudo
rechaza aún
          el eco de tu no



en tus terrazas
        los delfines
muerden las estrellas
la rosa tierna
    del saxofón
   aroma
             de alga



en la palma
    de mi mano
  la geografía
          los hombres
las estaciones
       los amores



la palabra
      salida
       de la poesía
navega
en un barquito
         de papel
tiene una mancha
   de sangre seca



susurro de concha
tu voz
          ha robado
al sueño de los violines
                 la nota azul
                          desnuda
como la media luna
           que atraviesa
                     la noche



domingo
     luna grande
una hoja
           de salvia
entre los dientes
los grillos
tu nombre
           rechina
en mis huesos



tus cabellos
adheridos
          al peine
han
        caído
en el último verso



ayúdame
             a construir
   sobre la punta de una aguja
un paisaje de árboles
necesito inventarme



te miro -
                tengo miedo
       de interrumpir
el murmullo
de aguas y de hojas
en tu sueño -
mañana
          con el primer sol
cuando
            salgas
   de tu estatua
               encontrarás
sobre el mármol blanco
   los apuntes
       de mis versos



la luna
    entre dos edificios
       oscila insomne
sobre las alas
        de un pájaro
la rosa
de tu "no-querer"
     se deshoja
      con variaciones
     de ocre y carmín
en mis manos



olor a cabras
                    a luna
   a carrizos
detrás de alguna nube
            a medianoche
Marte y Júpiter
               se despiertan
parpadean
        millones de insectos
zumban tu nombre



el resplandor de oro
  el geranio rojo
y tú que aún
          duermes



te cogeré
    como mora madura
en la maraña
                de espinas



la tarde herrumbrosa
                      ronda
por las callejas del Cassaro
en el oído el mosto
     de antiguas lluvias
en la sombra
    con el toque del Ángelus
                         el niño
huido de mí
en el metro del bullicio
                                encuentro
la última poesía



toda la noche
la araña
     del insomnio
tejiendo
               la tela
de tu ausencia



es seda roja
              la llama
que se enreda dentro

ceniza las manos
ceniza los gestos

quién sabe
si alguna vez hemos
                          hablado
el silencio
                no tiene
alfabeto



he posado
                 en la rama
de la luna
         un ruiseñor
para que nadie
                 escuche
el llanto
     de mi pena



te arrancaré
         de mis ojos

... y tú no serás
ni la luz ni la gaviota

te arrancaré
         de mis ojos

... y tú no serás
ni el azul ni las alas

te arrancaré
         de mis ojos

... y tú cruzarás
el umbral
              de mi casa
vestida
           de perlas de rocío

te arrancaré
         de mis ojos

... y tú tendrás
el peso de mi amor

el viento sopla desde el mar
  tiene un corazón de arena
como la vieja clepsidra

tú estás solo
                 sin amor

el claro de luna
         dora de pelusa
las paredes
los olivos   la colina
                   las estrellas
están en la habitación

tú estás solo
                 sin amor

el grito del zorro es rojo

tú estás solo
                 sin amor



cuando te haya
       olvidado
las ventanas
      volverán
a cantar
  boquiabiertas

 

 

 Texto original Texto original Portada Siguiente 

 

La totalidad de los materiales ofrecidos en este espacio son propiedad de sus respectivos autores.
Su utilización sólo está permitida con fines didácticos "en línea" (es decir, vía Internet), sin ánimo de lucro, y siempre que se haga constar el nombre de su autor y el título general de esta publicación: www.eldigoras.com.

Queda terminantemente prohibida su reproducción por cualquier medio sin el permiso expreso y por escrito del autor, respecto a la obra original, y del traductor, en cuanto se refiere a la versión en castellano.

En Internet, o en cualquier otro medio que permita la utilización del hipertexto, cualquier cita o referencia deberá ser acompañada del correspondiente enlace directo a la página citada.