P O R T A D A        
Ramón García Mateos
línea
 
  línea línea línea línea línea
  37     Siguiente    


Tres poemas inéditos


[Vuelvo la vista
una vez más…]

 
foro de opinión aire - poesía (pulsa aquí para entrar)      
punto de encuentro índice de autores          
 

Vuelvo la vista una vez más, mirar hacia atrás ahora que el camino se halla traspasado, repartido el camino, recorrida ya la senda en que se aprenden las claves del dolor y de la vida, ay, bastante más allá de cuando el Dante escribiera solemne y demediado Nel mezzo del cammin dì nostra vita mi ritrovai per una selva oscura,

vuelvo la vista sin saber adónde, tan sólo por detenerme en un momento y contemplar la distancia de lo andado: hoy, cuando me siento vivido y traspasado, en esta hora en que claman las ausencias y regresan a mi voz brezo y tomillo perfumando la piel acariciada,

hoy, a la hora del rezo y de las ánimas vuelvo los ojos con nostalgia - regresar al dolor-, vuelvo los ojos y miro el horizonte que se pierde azulado entre la bruma donde duermen memoria y flor de jara:

la memoria se queda adormecida al compás de la incuria y del silencio donde florece el sueño y la penumbra, mi memoria arrullada por el agua, agua que breza el tiempo, tiempo y porfía, memoria que no me pertenece, flor de jara,

mi memoria es el aliento de los muertos que reniegan ofuscados del olvido, suyo es el recuerdo, mía la palabra para conjurar la derrota que profana la medida del tiempo,

sí, recuerda el alma y reconoce el sitio que alguna vez le arrebataron, saber quien soy y cual es el lugar de donde vengo, me lo dicen sus voces al oído, tal vez por eso giro la mirada en este instante, para no dejarme vencer por el perdón ni el extravío, para gritar aquí, con las palabras justas, cual es el destino de mis versos.

Me he sentado al borde del camino, a la hora del rezo y de las ánimas, tan sólo por detenerme en un momento y contemplar la distancia de lo andado, mas la impunidad es imposible cuando nos abraza la herida de los años, cuando volvemos de pronto hacia el principio en las palabras, cuando somos, de nuevo y de repente, lo mismo que ayer fuimos, lo que hemos sido siempre: tierra y recuerdo, memoria y flor de jara.

 

AnteriorSiguienteSiguiente

       
       
       
       
       
        © Ramón García Mateos Datos sobre el autor  
                  inicio de la página