Sumario 25


novedades

editoriales


La sombra del escapista
(Ediciones Lea),
es la primera novela
de Rubén Abella,
y fue distinguida con el
Premio de Narrativa
"Torrente Ballester" 2002
.

Más datos
sobre el autor
y su obra.

 


LEANDRO

1

Leandro tenía por costumbre anudar sus días al firme tronco de la historia. Así recordaba que, mientras Amstrong daba pasos de coloso sobre la faz de la luna en el nodo del Avenida, él, amparado en la penumbra, le cogió por primera vez la mano a la viuda de Guarás; o que veinte años más tarde, el anuncio radiado de la caída del muro de Berlín lo sorprendió desnudo frente al espejo del cuarto de baño, abatido por la repentina e irrevocable constatación de que se había hecho viejo. Ni siquiera Beato se salvaba de este férreo hábito de la memoria. Su última visita a la calle Luna, Leandro nunca lo olvidaría, coincidió con la Guerra del Golfo con el temor generalizado de que el mundo se acababa.

Durante muchos años atribuyó esta costumbre al miedo de vivir solo, sin referencias ni asideros, al margen de los formidables engranajes que hacen que la historia avance. Pero un día descubrió que la verdad era otra. Pasó revista a su pasado y comprendió que, con el transcurso del tiempo, era precisamente la historia, la que acababa sepultada en la insignificancia, que sus ligaduras con los grandes momentos del hombre no eran más que un matrimonio de conveniencia, un truco nemotécnico mediante el cual podía evocar mejor su propia vida

 

2

Al igual que el resto de los vecinos de la calle Luna, echaba de menos a Beato y llevaba meses esperando su llegada. Normalmente los visitaba en Noviembre, coincidiendo con el veranillo de San Martín, ese extraño brote primaveral que le abre las puertas al mal tiempo. Pero aquel año el invierno había entrado sin ayuda a mediados de octubre, acompañado de un frío lacerante y una espesa manta de niebla que parecía no tener intención de levantarse jamás. Las navidades pasaron lentas, crudas, iluminadas por la vana esperanza de que el cielo se abriera de pronto en un gesto de bondad cósmica para hacerles un hueco al sol y a Beato. Febrero llegaba a su fin, y por la calle circulaba el rumor de que ya no vendría.

 

Cubierta de La sombra del escapista, de Rubén Abella

 

Rubén Abella

Inicio
Volver a Tierra
Subir
Volver a Tierra
Inicio