Sumario 22

Héctor
Arnau

Poms

QUE QUERÍASTE RESPIRAR

LA PRIMAVERA BÁRBARA HACIA LA TIERRA

PRESAS DE ESTE PÁNICO

PRESAS DE ESTE PÁNICO

 

¡Hay que agotar el dolor! ¡A vuelta vela! ¡Que arrastren las bestias sus sacos de almendra hecha harina!

Nadie va a aguantar con las piernas en las manos, desoyéndose. ¡Apuesten! ¡Tiene que llegar! ¡Va a llegar! ¡El dolor hay que agotarlo, destrenzando las cuerdas, hatillándose los zapatos con las llagas!

¡Cómo vais a entenderos babeandoos el idioma en media cama, cercados por salivazos y postres revenidos! ¡La actriz espera su diálogo y se atraganta con la altura de sus huesos! El dolor celebra su puré por las ciudades pariéndose tanto sudor en los bares.

Para besarse hacerse valer de los puños y ya no puedo verte por el ardor de la angustia. ¡Embustes! ¡Algunas! ¡La angustia que me encoge las maneras por no darme contigo hacia los campos nuevos! ¡La angustia me ha dorado quietecito para caer callarme!

¡Porque no digas que te previenes del dolor! ¡Si sólo somos cáscara, parasol, abrigo! ¡Barrica la pereza que se dé esponja en la tarta y otros se mueran observando! ¡Que te vas a lanzar a escribir tus deseos! ¡No me vengas! ¡Habla ahora, sillón mudo!

Déjate domar por el lado de las previsiones, que (si no) te berbiquearán hueso adentro del dolido, y tendrás que cenar muchos calmantes y traga agua y acuéstate en la cama. ¡Si vas a decir cómo amas, se agolparán los mirones escuchando! ¡Falacias y no más que falacias! ¡Calaña que por decir más se creen algo!

¡Ven, sin embargo, a doblar la espalda ante el dolor! ¡Mira! ¡Mira! ¡Que arrecia, qué bonito! ¡Tiene las alas aburridas de contonear cogotes y cereza de rodilla! ¡Viene, viene!
¡Tiene la pechera de bellas plumas blancas!

Las soperas, los folletos, todos los domingos tarde, resoplando.

 

Héctor Arnau

Inicio
Volver a  Aire
Subir
Volver a  Aire
Inicio