Sumario 23

 

Vittorio
Sereni

 

índice de autores Datos
en el índice
de autores

 


Cita
a una hora
insólita

Traducción de
Mónica Cantos

Appuntamento
a ora insolita

 

 

La ciudad —me digo— donde la sombra
casi más deliciosa es de la luz
apenas brilla renovada en la mañana…
«…seca la tormenta de esta noche» —ríe
mi alegría retornada junto a mí
tras un breve desapego.
«Seca al sol sus contradicciones»
—torvo, casi a punto de creer, replico.
Mas la forma la imagen el semblante
—de ángel habría dicho en otros tiempos—
renacido a mi lado en el escaparate:
«Querido —se burla abiertamente— querido,
con ese aire de vacaciones. ¿Y piensas
en la ciudad socialista?».
Ha vencido. Y ya me relajo: «No
llegaré a verla» le respondo.
                                               (No estaremos
más juntos, debería decir). «Pero es justo,
haces bien en no atenderme si digo estas cosas,
si las digo por odio hacia alguien
o rabia por algo. Pero cree en la otra
cosa que se abre camino en mí de tanto en tanto
que en sí las otras incluye y las hace espléndidas,
rara como esta mañana de septiembre…
justo para mis adentros hablaba:
de la alegría».
                      Me toma del brazo,
«No es cierto que sea rara —me corrijo— está,
se lleva como una herida
por las calles deslumbrantes. Es
esta hora de septiembre en mí reprimida
durante todo un año, es el zorro robado que el niño
escondía bajo la ropa y la cadera desgarraba,
un arma que se lleva con abuso, fuera
del breve sueño de unas vacaciones.
                                                         Podría
con ella asesinar, con la sola alegría…»

Pero dónde estás, ¿dónde te has perdido?

«Es en esto en lo que pienso si alguien
me habla de revolución»
digo al escaparate de nuevo desierto.

 

> Texto original >

 

Vittorio Sereni,
de la traducción Mónica Cantos.

Inicio
Volver a  Aire
Subir
Volver a  Aire
Inicio