e o m . fuego . 5 . noviembre 2001            
                     
                       
        e o m . fuego . 5 . noviembre 2001          
       

Opiniones
sobre el
Autor

Eduardo Segura

       
       

 

   
                       
             
       

.

 

Hablar hoy de fotografía artística parece algo redundante, fotografiar no es artístico ni tiene mucho de lo que comunmente se le atribuye. La nota que yo he preparado insiste en aclarar las diferencias que existen entre los realizadores que pautan un trabajo y los que arremeten con sus ideas estéticas y contemplativas.

La fotografía es un medio visual que utiliza la luz como registro y tiene la ventaja de poder hacerlo con toda nitidez... en algunos casos.

Todas las ciencias, deportes y culturas utilizan la Fotografía como sostén histórico, como testimonio familiar, como materia de desarrollo científico, etc. He aquí la popularidad de la fotografía y el menosprecio de artista al fotógrafo. Si bien la bohemia y el desparpajo de Van Gogh hoy solo es comparable con Jan Saudek, podríamos decir que en la actualidad los fotógrafos famosos gozan de una gloria mas instantánea, divertida y menos comprometida que cualquier artista del 1500.

Como cuestionamiento podemos definir que hay varios tipos de fotógrafos, imaginemos los que solo comercian con las imágenes que realizan, algo así como “cuántas fotos quiere que le saque señora”, los que se ganan la vida como sea fotografiando todo hecho social que se les ofrezca, los que disfrutan de un safari pero las fotos quedan en el álbum familiar, los que invaden campos de juego queriendo fotografiar al técnico sin camiseta, los que engordan comiendo helados y hamburguesas en el desayuno, y los super-diseñadores de imagen por computadora que creen que la foto siempre es manipulable y que nuestro trabajo vale lo que lo que cuesta un pro-pack. Por último creo que existimos nosotros, (y no por lo último sino por respeto a los que figuraron antes), los que necesitamos contar una historia, la historia del “Autor”.

Aclarando, la fotografía testimonial puede ser, periodística, de informe periódistico, de crónica policial, etc. Puede ser única, demostrativa, cruel, entrometida o malintencionada. Siempre, su meta es contar un hecho o hacer conocer determinado suceso o personaje. La fotografía periodística relaciona al ser humano dentro de un testimonio histórico, magistralmente los reporteros gráficos cumplen la función de calcar una determinada realidad y representar cada hecho devolviéndonos Iconos culturales, políticos, sociales, etc.

La fotografía publicitaria puede ser irónica, real o mentirosa, etc., su función es hacer conocer un servicio, producto o idea. No nos da demasiada libertad para pensar, el mensaje está manipulado casi sin posibilidades de que pueda ser replanteado.

La fotografía social o de eventos sociales sirve de testimonio de las acciones del hombre común, de las alegrías y desencantos de los que necesitan socializar todo hecho, las entregas de certificados, casamientos, comuniones, etc. El fotógrafo pasa a ser el reportero gráfico de un hecho íntimo que solo importa ha quienes lo han contratado.

La fotografía artística allí se separa de la social o la publicitaria para darse un poco más de respiro, cumpliendo un rol de testigo de espectación, conviven en ella paisajes, buenos retratos, experimentación, y todo proceso de búsqueda.

La fotografía de Autor es aquella que contiene un mensaje que debe ser interpretado, como se pueda o se sepa, internamente convive casi siempre el deseo del autor de comunicar. El compromiso reemplaza a la espectación. En la fotografía el autor lleva una idea a cabo desde el Nudo de la Acción hasta el tipo de montaje a realizar; un alumno un día me preguntó si podría yo criticar estéticamente sus fotos y situarlas dentro de una corriente si fuese posible, yo le dije, sin esperar ni un segundo, que al fotógrafo solo le debe importar si la fotografía llega y si el camino fue placentero de recorrer, el estilo, corriente o época corresponde a los críticos.

En los ámbitos educativos se debería resolver la esencia de lo que se quiere decir, lo intuitivo y lo conceptual deben ser un todo, así un fotógrafo podrá saber de antemano si hizo, o no, la foto .

Los medios técnicos y de desarrollo actual no son un factor determinante de gran calidad, ni siquiera de que la idea o boceto previo sea concluido. La mayoría de las obras maestras fueron realizadas con equipamento austero y fabricado sin chips.

Vale destacar de toda manera que la imagen fotográfica es creada por generación de luz y cualquier medio electrónico, químico, plástico, mixto que la conciba también son legítimos.

Sé que anteriormente hablamos del “Autor”,muchos no relacionan al autor de la imagen con “La Imagen”. Debería entenderse como que un autor siente la libertad de expresarse dentro y fuera de la imagen. La llamada fotografía es el resultado de nuestro diseño, manipulación, creación técnica y deseo.

Quién toma una cámara fotográfica se dispone a capturar, dicha captura es un instrumento momentáneo, no una posesión, por ello existe el concepto “Ficción-Tiempo Real” son dos universos totalmente distintos a los que uno puede visitar .

Por último vale destacar que hemos solo inicializado las diferencias entre distintas maneras de comportarse fotográficamente y que también depende de las necesidades de cada individuo, en otros encuentros daré a conocer qué intrumentos estéticos podemos utilizar para plasmar nuestras ideas de distintas maneras, sabiendo que toda idea debe llevarse al papel, primero como un boceto y luego como un proceso de desarrollo técnico.

.

 

   
             
             
             
       

 

     
 

Eduardo Segura

Fotógrafo cordobés.

Director de Una Foto Escuela en Paraná, Entre Ríos (Argentina).

 

 
  Datos en el índice de autores