e o m . aire . 3 . septiembre 2001            
                     
                       
        e o m . aire . 3 . septiembre 2001          
         

Seis Poemas

Gabriel Impaglione

       
                       
       

 

 

Te digo luna paloma azul esencia

vendaval y labios sinuosa mansedumbre

te respiro uva manzana brisa y celeste

hondura y pelvis zumo nuez marea

y te cielo te relámpago y volcánico

te bebo y te debo patria y te canto sol

te amo amor amada enamorado amor.

 

-----

 

En la cima de las deshoras

desempolvo

el mapa de los días.

Los buenos vientos se anudaron

en arboledas

deshilachadas

bajo una tarde cualquiera.

Desandar el sol es preciso

ahora que los trenes

son túneles inciertos.

Ahora que es la hora

desovillada

definitiva

de atravezar las ruinas

de la Patria anochecida.

 

----

 

Amo a esa mujer

que la tierra abriendo

su hondo secreto

parió bajo la luna

del poema.

Voy a su corazón

como a mi casa.

Entro y me paseo

desnudo

con la capa de la risa

en una mano

y los zapatos en la otra.

En ese territorio

de la luz me quedo.

Allí sucede

el nacimiento del destino.

Los labios

en su leve roce

encienden el planeta.

Allí crece el día.

En esa mujer que amo

un niño tiende

su sueño de alas.

 

---

 

Amada

fértil palmo de tierra

aroma de lluvia

aire ancho

espiga

pan

hijos

sueño de bandera

cantos en las calles

sudores al sol

café en la cocina

maderas de casa nueva.

Destino

a carcajadas,

abrazo

desafiando silencios.

Mujer,

mi otra,

esa constante hembra

que amo,

la del nombre

redondo y ágil,

me reclama.

Mi amor

y mis hijos

reconozco

en su destino rojo

de pájaro

en la altura.

 

--

 

Pequeña

gota de esencial fosforecencia marina

en tí se gestan las sustancias

se multiplican

crecen como las crestas de las olas

bajo el viento urgente.

Se alzan

incendian con su inmensidad de besos

y vuelven a cobijarse entre mis manos

con su temblor de pájaro asustado

con su minúscula luna

plena.

 

-

 

La noche está llena de grillos y una llovizna

aguda, de cristales, se trepa por la húmeda luz

de las estrellas.

Acuno la pequeña gota de su nombre dormido.

Cuando alcance la tierra bajo el día

crecerán altos ramilletes de poema.

En esa diminuta luna

el amor, mansamente, levanta su casa infinita.

 

 

 

     
 

Gabriel Impaglione
Nació en Ramos Mejía, Buenos Aires.
Es periodista, trabaja como director en Radio Universidad Nacional de Luján, edita un semanario digital (noticias de luján.com) y junto con otros dos socios mantiene el portal
www.lujanargentina.com.

En 1993 publicó el libro de poesía Echarle pájaros al mundo.

 
  Datos en el índice de autores