e o m . aire . 2 . agosto 2001            
                     
                       
        e o m . aire . 2 . agosto 2001          
         
Ausencias

Felicidad Ocampo

       
                       
       

 

Adora,
ese momento a solas,
junto al banco vacío
del Metro que ha perdido.
Sin embargo, es mentira,
pues sabe que en seguida,
acudirá más gente
se sentará a su lado,
y se estará un buen rato.

Bromea,
Si vive con su ausencia,
como si nunca al lado,
le hubiera acompañado.
Porque es mentira,
pues huye del rincón,
de piedra, en que se encuentra,
oscuro, sin su luz,
cual ciego en un desierto.

Se enfrenta,
con optimismo al día,
cada nueva mañana,
con una ilusión vana.
Porque es mentira,
pues ha sabido a tiempo
que, tras la madrugada,
puede faltar el día,
y está muerta por dentro.

Sueña,
que llenará su entorno
de risas y alegría,
más es una quimera;
porque la noche,
esa maldita noche,
dejó fría su cama,
le remitió por siempre,
al roce con su almohada.

 

     
 

Felicidad Ocampo

Estudia Filología en la Universidad de Barcelona.

 
  Datos en el índice de autores