12
junio 2002

 

Antonio
  Redondo

 
 Andújar


Datos en el
índice de autores

 

 

 

eom
Volver a Aire

 

 

 

 

 

 

12
junio 2002

Antonio
  Redondo

 
 Andújar


eom
Volver a Aire

Canción del moribundo

 

I

Tan destruido estoy que, aunque me sienta vivo,
ya no siento la vida que brota de mi piel
como flor que germina, como animal que huye,
presa fácil de un tiempo, de un tiempo fenecido.
Todo lo que era tenue, ligero, acariciante,
se ha transformado al fin en peso monstruoso.
Soy el mismo de ayer, el mismo, transtornado
por la misma consciencia de las cosas ya sidas.
Vislumbraré, tal vez, otro espacio vacío
que ha de ocupar mi cuerpo, tantas veces postrado.
Más allá de ese espacio no encontraré la dicha:
allí no habrá otro cuerpo con el que, al fin, fundirme.


II

Vivo por el deseo, por el deseo aún vivo
de hallar en mí algún fin, algo que restituya
aquello que me huye. Tiendo, de pronto, a hacer
de todo este mutismo un silencio sonoro
que dentro de mí nace y dentro de mí muere.
Una danza de espectros agita mis entrañas,
se muestran de esa forma. Son habitantes serios
que ya no reconozco. Son míos y los odio.
Por ellos, envejezco. Si callo, se humedecen
mis ojos desgarrados y se ocultan de mí.
Como me temen, huyen. Yo, entonces, agonizo.


III

En el estruendo callo y en el silencio clamo
y detrás de mi voz, detrás de mi mutismo,
lo no nacido aún, lo no engendrado
se agita sin cesar, hiere mi vida.
La hiere sin negarla, me miente y no lo ignoro,
mas niego la mentira que ha nutrido el silencio
al tiempo que proclamo la nada de un designio
que mi vida define, que alejará mi muerte
más allá de un ahora por siempre profanado.

 

 

Antonio Redondo Andújar

inicio

volver a Aire