8
febrero 2002


Antonio

 
 Tello


Datos en el
índice de autores

eom
Volver a Aire


PRESUNCIÓN

 

Mi rostro de hoy no es el de ayer.

Por el vórtice del reloj,
el alma se precipita
hacia el espejismo de las dunas.
Llanto. Risa. Ayer. Mañana.
La voz del viento.
Las horas caen en presente sin fondo.
Un instante. El último.
La luz entra en la carne,
cruza los días, fija las visiones,
depone los sueños en la retina.
Por el vórtice del reloj
pasa la sombra del tiempo y
mis rostros de palabras
se pierden en la arena.

 

Antonio Tello

inicio

volver al índice

volver a Aire


Antonio

 
 Tello

eom
Volver a Aire


DESIERTO

 

Esas nubes de hilo
son nuestras sábanas tendidas en el terrado.

El aire tensa la cuerda. Las orea.
Brama el trapo en el laberinto.
Los pasos del tiempo gastan el verbo.
Censuran los labios. Disuelven la voz.
Dejan sin nombre el silencio.
La furia del viento se olvida.

Esas dunas de arena
son sábanas tendidas en nuestro desierto.


Antonio Tello

inicio

volver al índice

volver a Aire


Antonio

 
 Tello

eom
Volver a Aire


Intuición (I)

 

La luz prevalece sobre la nada.
Millones de partículas
vulneran el orden de la noche y,
con un caer de sombras,
estallan las formas de la impunidad.

Relámpagos de dolor hieren el vacío.
El verbo atruena el espacio,
donde la lluvia conoce las voces y,
sobre la angustia del caos,
la simiente conjuga el tiempo futuro.


Antonio Tello

 

inicio

volver al índice

volver a Aire


Antonio

 
 Tello

eom
Volver a Aire


Intuición (II)

 

El rocío fractura la piedra del Edén.
Rumores de fuego, murmullos de agua.
Refracciones del deseo estremecen a
los prófugos de la sed. Nostalgia de la luz.

El precio del día tutela el horizonte.
Marea. Las olas llegan sin el mar.
La sal cubre la playa. Una a una,
vueltos sus rostros a la derrota,
a este lado de la distancia, se alzan
las estatuas de los náufragos.

La evidencia es un nudo en la memoria.
Los desiertos de nuestro planeta
son paraísos abandonados.
Los jardines, espejismos del destierro.


Antonio Tello

 

inicio

volver al índice

volver a Aire


Antonio

 
 Tello

eom
Volver a Aire


Intuición (III)

 

La luz que nos alumbra al nacer
no es inocente. Contiene la noche.
La sombra del mundo. La conciencia
de la nada. La intuición de no ser.

Esa luz que nos revela el tiempo
es anterior. Hace ilusoria la realidad
y dudosa la razón de la vida.

Sólo nuestra voluntad de conocer
contradice la inutilidad del yo
y redime el esfuerzo del músculo.

La esperanza es la estela del vacío.

 


Antonio Tello

 

inicio

volver al índice

volver a Aire


Antonio

 
 Tello

eom
Volver a Aire


Intuición (IV)

A Jorge Rodríguez Hidalgo

¿Tienes tú ojos de carne?

Job 10,4

 

Son de carne los ojos que miran desde
el espejo. Veo en ellos huellas del vacío.
Sombras de lo increado. Los restos de
la noche que inmoviliza el verbo.
Presente indicativo de lo no dicho.

La mirada del espejo encarna el
hastío de una inteligencia mayor;
la ocurrencia de moldear una criatura
a su semejanza y ¿al fin?, insuflarle
vida al barro con un hálito de soledad.

Esos ojos se abren al desamparo de la
obra imperfecta. La caída. El breve
transcurrir hacia el silencio y el reclamo
de mi yo sujeto al mundo, perdiendo
sus sílabas en el abismo sin respuesta.


Antonio Tello

 

inicio

volver al índice

volver a Aire